“Causas de Resquebrajamientos en Pinturas al Óleo” por el Maestro Juan Carlos Gayoso

Causas de Resquebrajamientos en Pinturas al Óleo.

A continuación, presentaré algunas causas de resquebrajamientos más comunes, de las pinturas al óleo, y las correspondientes soluciones para poder evitar dichos inconvenientes.

En aquellas telas (lino, lienzo, liencillo, algodón) preparadas con una imprimación indebida, cuya emulsión carezca de elasticidad, para acompañar la constante, diaria contracción y dilatación de las fibras, en las telas antes mencionadas, se produce no sólo el resquebrajamiento de la imprimación, sino por ende, y de igual modo, de la capa pintada al óleo sobre la misma.

Hay que tener en cuenta, que la capa de imprimación, también llamada capa flotante, es la parte fundamental, de la durabilidad y preservación de la obra, por varias razones.

La capa flotante es la que adhiere las fibras de la tela, con la capa pintada, y naturalmente por muchos años, los tres elementos (tela, imprimación, y capa de pintura al óleo) tienen que acompañar de igual forma, las normales contracciones y dilataciones de la obra, dependiendo las mismas, de los cambios de humedad y temperatura ambiental, donde se encuentre la obra.

Unas de las mas longevas fórmulas de imprimación, que incluyen el sisado, está conformada con cola de conejo, blanco de España o creta (carbonato de calcio) y gesso.

Dicha fórmula si no se realiza los pasos correspondientes, o por el exceso de creta, gesso, y si dichos componentes no son bien disueltos, en la cola de conejo, se producirá el resquebrajamiento de la misma.

De igual modo si aplicamos una segunda capa de Gesso, sin estar seca totalmente la imprimación, ocurrirá el inconveniente mencionado.

También, hace muchos años se venden, de diferentes fabricantes, en muchos mercados, imprimaciones polimerizadas (específicas para telas que serán pintadas al óleo) envasadas en galones.

Este tipo de imprimación, por ser inorgánica (a diferencia de la cola de conejo) evita proliferación de hongos, liquen y descomposición de las telas, por agentes orgánicos. También tiene la gran virtud de impermeabilizar la misma, con el consiguiente beneficio, de que la contracción sea más rápida de la tela, aun en caso de presiones leves sobre la obra.

Otras de las causas más frecuentes de resquebrajamientos, es el abusivo uso de aguarrás, trementina, y otros elementos volátiles, que aplicados erróneamente como mediun sobre la tela, o diluyendo el óleo con los mismos elementos mencionados, no sólo procederá en muy corto tiempo el inconveniente mencionado, sino por ende, la correspondiente despigmentación de los colores al óleo diluidos con tales elementos.

Estos colores al óleo al entrar en contacto con grandes proporciones de estos fluidos, la aceleración de des-pigmentación a muy corto tiempo, es extremadamente notoria, pues las tonalidades azules, verdes, y marrones se van agrisando paulatinamente en forma progresiva.

En otro de las causas mas frecuentes, es que notamos como es habitual, que varias marcas de óleos, vienen en presentaciones que se utilizan únicamente para dar veladuras, cuyo grosor de la capa pintada, no supere el milímetro de grosor.

Dichas presentaciones, traen en el tubo de óleo, una impresión de un dibujo en forma de cuadradito, cuyo centro es transparente, y es el signo internacional, que anuncia que dicho color es transparente, y no esta diseñado para una total cobertura como color.

Dicha presentación esta compuesta de un 45 a 67% de gel transparente, aceite de linaza y el resto lo compone el pigmento del color seleccionado.

Al aplicarse erróneamente dicho color transparente, en una capa de un grosor superior a los 4 milímetros, dicho gel con el tiempo se contrae y se produce un resquebrajamiento (por contracción de la materia) y a una temperatura entre los 23° a 35°C. dicho proceso se acelera notoriamente en muy corto tiempo.

De igual manera, si tenemos una obra pintada al óleo cuya capa se encuentra totalmente seca, y se le quiere pintar encima de la misma, una nueva capa, esta última se resquebrajará en corto tiempo por diferencia de secados de ambas capas, he impermeabilidad de la primera capa.

Para evitar dicho inconveniente, dado que la primera capa se encuentra seca he impermeabilizada, por el aceite y barniz ( si se encuentran presentes), lo recomendable es pasar suavemente una lija de baja graduación sobre la parte a pintar ( en el área a corregir) con el fin de eliminar la superficie impermeabilizada, y producir cierta porosidad, para que a continuación con un pincel suave, dar una película (muy delgada) de mediun (cuya fórmula sea acorde para tal fin), y así continuar con el segundo paso.

Dicha película de mediun, actúa como adherente de ambas capas y evitará el resquebrajamiento a posteriores.

Una ves que se imprima la película de médium, sin dejar secar la misma, proceder a dar la segunda capa de óleo.

Pasado los treinta días de secado del proceso realizado, se recomienda para lograr la uniformidad de brillo de la obra, dar una película de Barniz Final (mate o brillante) a la totalidad de la obra, para que, en la normal oxidación, y comportamiento de la pigmentación, sea acorde y paralela, y no denotar diferencia de color o brillo de ambas capas.

En otros de los casos, como en países donde yo nací, con un invierno de una temperatura inferior en muchos ocasiones, a cero grado centígrado, y con 80% de humedad, la pintura al óleo demora muchísimo en secar, dado que en algunos casos pasan los 8 días de secado, dependiendo del medio utilizado y la humedad persistente.

En este caso, se aconseja a cada color al óleo, que se encuentra en la paleta, diluir 2 gotitas de Secante de Cobalto (en pequeñas proporciones de óleo) y no sobrepasar la proporción asignada, pues el exceso de dicho secante podría producir resquebrajamiento, en las áreas de la obra, donde el color dado, tuviese abundante cantidad de este secante.

Realmente, es muy importante también, que cada imprimación (o capa flotante) de una tela, sea la formula correspondiente y optimizada para el lugar donde la obra pasara largo tiempo en ese medio ambiente, dependiendo del grado de calor, humedad, salinidad, cambios térmicos de la zona, y esta es una situación de total importancia, no solo para la perfecta estabilidad de la obra y de evitar resquebrajamientos y otras situaciones anómalas.

Hay que tener en cuenta, que en los casos donde una obra pintada al óleo, se encuentre colgada en una pared, y esta ultima, reciba calor en cualquiera de las formas ( exposición al sol detrás de la pared, tuberías de agua caliente, chimeneas) la parte posterior de la imprimación de la obra, se vera seriamente comprometida, pues ante una elevada exposición a altas temperaturas, la obra se encontrara al máximo de su estiramiento de las fibras de la tela, donde podría producirse, resecamiento de la imprimación, ciertos resquebrajamientos, y en algunos casos hasta fisuras.

También es frecuente ver resquebrajamientos, en aquellos casos donde las obras al óleo, expuestas en ambientes encerrados a temperaturas igual o mayores sobre los 35° C. y a continuación de forma inmediata, se prende un equipo de aire acondicionado, a su mas bajo nivel de temperatura, el deterioro de la obra es total, y el craquelado aparecerá en la mayor proporción de la obra, sobre todo, si la misma fue pintada con una capa de 2 a 3 milímetros de espesor.

En algunos países, se encuentran obras expuestas pintadas al óleo, donde por encima del marco se le coloca una pequeña lamparita con una tenue luz, para iluminar la misma y destacarla.
Bueno, en realidad por mas tenue que sea una luz direccional a la obra, la misma eleva la temperatura de esa parte que recae en la misma, con mayor intensidad, y esa pequeña proporción de luz proporcionara una gran diferencia de temperatura al resto de la demás parte de la obra, y por consiguiente de la capa flotante.

Aunado a esta situación, si la luz direccionada a una pequeña parte de la obra, el foco es de coloración amarillenta causara pigmentación, y si es muy blanca comenzará paulatinamente y en forma lenta una pequeña des-pigmentación con el tiempo donde será mas notorio en aquellas gamas de colores rojos y amarillos a diferencia de las otras partes de la obra.

Juan Carlos Gayoso
maestrogayoso@inverarts.com

Anuncios
Published in: on agosto 10, 2010 at 4:24 pm  Comments (1)  

The URI to TrackBack this entry is: https://inverarts.wordpress.com/2010/08/10/causas-de-resquebrajamientos-en-pinturas-al-oleo-por-el-maestro-juan-carlos-gayoso/trackback/

RSS feed for comments on this post.

One CommentDeja un comentario

  1. Muy interesante y completa la informacion. Gracias


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: